Los ciudadanos toman el parlamento

Comparte!!

Las dinámicas parlamentarias son de lo más aburrido que existe. A los ciudadanos les interesa mucho más un buen debate al estilo 59 segundos que un debate en cualquier parlamento. Las asambleas del 15M han tenido bastante más seguimiento que las sesiones de cualquier parlamento en España y eso que en estos se deciden cosas que tienen una gran influencia en la vida de los ciudadanos.

Esto es debido en gran parte a las rígidas dinámicas parlamentarias que evitan que pueda haber un debate fluido, tengo pocas esperanzas en que esto cambie, pero a lo largo de #DemocraciaHacker propongo varios cambios que se tenían que dar para devolver el interés de los ciudadanos a la vida parlamentaria.

Para que los ciudadanos recuperen ese interés es imprescindible que se conviertan en actores principales y no en meros espectadores. Hay algún tímido ejemplo de ello. En Extremadura para la elaboración de la Ley de Gobierno Abierto de Extremadura se creó una plataforma donde los ciudadanos podían hacer sus propuestas, podían comentar el borrador, seguir las sesiones de trabajo en directo, pudiendo hacer preguntas y propuestas tanto a los diputados como a los comparecientes. Además las dinámicas parlamentarias utilizadas eran bastante flexibles, no había orden de intervenciones preestablecido, todos los micrófonos abierto y cada uno intervenía cuando creía adecuado, eso sí con cierto orden.

Poco a poco esperemos que esto no sea una excepción, sino la forma habitual de funcionamiento de los parlamentos.

Comparte!!
  • Ya lo hablamos

    Creo que partes de una premisa equivocada.

    ¿Tu crees que a los ciudadanos no nos interesan los debates parlamentarios por la dinámica? Soy más de la opinión de que lo que no nos interesa es una cosa a la que le han puesto el nombre de debate, pero realmente es una sucesión de políticos mintiendo sin ningún tipo de pudor, buscando argumentos que suenen políticamente aceptables pra unas decisiones tomadas por unos motivos que no se atreven a decir en público, seguidos por otros políticos recriminándoles por lo que ellos mismos hicieron anteriormente, seguido por otra intervención de los primeros desautorizando a los segundos… y eso cuando hay políticos, porque parece ser que en muchos casos los únicos que están presentes para debatir son los escaños vacíos.

    Lo que tenían las asambleas del 15M que no tienen los debates parlamentarios es la credibilidad de las personas que intervenían, y tal vez por eso hayan tenido más aceptación.

    • cesarramos

      Tienes parte de razón, por eso en #DemocraciaHacker propongo distintas formulas para que los ciudadanos puedan recuperar el interés en las sesiones parlamentarias, teniendo tambien la opción de participar directamente.

  • http://www.facebook.com/people/Enrique-Hernández/579041937 Enrique Hernández

    Algo que sería razonable sería rebajar el número de firmas necesarias para una ILP a aquel que se corresponda con el número de votos necesarios para alcanzar un diputado. Y esto, con la obligación de debatirlo en el pleno. Desde luego entrarían muchas más propuestas desde fuera, pero creo que ayudaría a tres cosas: que la ciudadanía se tomara más en serio las ILP que firman; que los partidos tuvieran que hablar de ideas que no vienen de ellos mismos; y que los grupos de presión/lobbies fueran fáciles de conducir hacia una mayor transparencia, ya que no necesitarían intermediarios en la mayoría de los casos y podrían ir de frente.
    Lo que no me cabe duda es que los debates parlamentarios que he presenciado son, en su mayoría, una sucesión de discursos precocinados, y que las decisiones se toman fuera del debate. Esto no me parece del todo descabellado, pero entonces sobran los discursos. La idea de 59” me sugiere la posibilidad de hacer debates online con baterías de argumentos. En fin… tengo ganas de ver el libro, la verdad.